Blog

¡Luce Escote! Aumento o elevación mamaria

Ya estamos en primavera y tenemos el verano a la vuelta de la esquina. El calor hace que vayamos más ligeros de ropa y que sea el momento ideal para lucir esa ropa que tanto nos favorece con un poquito de escote.

Pero no todo el mundo quiere que llegue este momento. También estas fechas son conocidas como la hora de la verdad. Y una de las intervenciones más reclamadas en Clínica Serres es el aumento  mamario. La mamoplastia de aumento es una de las técnicas de cirugía más populares de los últimos años, que se ha consolidado con el tiempo, al ser una intervención que cada vez es más habitual siendo la más realizada en todo el mundo según las estadísticas de las sociedades de cirugía plástica. Las prótesis son cada vez más seguras y duraderas.

También se puede realizar la elevación y reafirmado de las mamas (Mastopexia) habitualmente después de tener hijos, la lactancia, etc. pues se llega a producir una importante disminución del volumen con caída y flacidez mamaria.

La intervención quirúrgica suele durar en torno a las dos horas. Se suele utilizar anestesia local bajo sedación profunda, aunque también se puede utilizar anestesia general. Habitualmente no se requiere hospitalización y el paciente intervenido por la mañana puede retornar a su domicilio por la tarde.

Las prótesis son colocadas en un espacio creado debajo de la glándula mamaria o bien más profundamente, por debajo del músculo pectoral, de forma que la prótesis queda oculta por éste, siendo los resultados muy naturales.

En Clínica Serres estudiamos minuciosamente los volúmenes necesarios, el tipo y características de las prótesis, realizamos la incisión en el borde inferior de la areola, con lo que queda disimulada por la propia rugosidad natural del tejido y el diferente color natural de la piel de esta zona o también dependiendo de la forma anatómica de la mama en la parte inferior de ésta, quedando escondida en el pliegue submamario.

En Clínica Serres contamos con 2 quirófanos, homologados por la Junta de Andalucía y con la mas alta tecnología, donde únicamente se realizan intervenciones estéticas en pacientes sanos, garantizando así la mayor asepsia en todos los procedimientos, mucho mas importante aun en este tipo de intervención, donde se ha demostrado que las microinfecciones son una de las causas de la formación de cápsula alrededor de las prótesis implantadas.

Las revisiones son gratuitas de por vida y son recomendables como mínimo una vez al año.

Los primeros días, la paciente se puede sentirse dolorida y con molestias, pero éstas suelen remitir con los analgésicos habituales. A las 48 horas aproximadamente el vendaje personalizado se reemplaza por un sujetador específico que debe usarse durante varias semanas. La mayoría de las pacientes pueden realizar sus tareas habituales al cabo de unos cinco días y practicar deporte al cabo de un mes.

Las  molestias de la intervención  se olvidan a las pocas semanas, especialmente en el momento de lucir ese escote soñado, que le da una vuelta al vestuario y que hace que toda la ropa nos quede justo como siempre habíamos deseado. Pide una cita para poder aconsejarte sin compromiso. Te esperamos!

 

¡Luce Escote! Aumento o elevación mamaria