Aumento de mamas

¿QUÉ ES EL AUMENTO DE MAMAS O AUMENTO DE PECHO?

El aumento de mamas (mamoplastia de aumento) o aumento de pecho se ha convertido en una de las intervenciones de cirugía estética más populares de los últimos años. Se calcula que en el último año se implantaron 20.000 pares de prótesis. Afortunadamente, la operación es cada vez más sencilla y las prótesis más seguras y duraderas.

Incisiones

Comúnmente se realizan en los sitios menos visibles. En Clínica Serres realizamos la incisión en el borde inferior de la areola, con lo que queda disimulada por la propia rugosidad natural del tejido y el diferente color natural de la piel de esta zona.

Colocación

Las prótesis son colocadas en un espacio creado debajo de la glándula mamaria o más profundamente, por debajo del músculo pectoral, de forma que queda oculta por éste, resultando especialmente naturales la sensación y el tacto.

Tipos de prótesis

Actualmente, para las cirugías de aumento de pecho o mamas en Clínica Serres utilizamos las prótesis de última generación, de gel cohesivo, que son prótesis de gel de silicona (como las que existían hasta hace poco tiempo) con la diferencia de que el gel está dotado de una cualidades físicas que hace que aunque se rompa la cápsula externa éste no se difunda al resto del organismo. Debemos añadir que es muy difícil que se rompa una prótesis, y que éstas ofrecen una garantía de 15 años.

Intervención

Se trata de un procedimiento generalmente considerado seguro, pero no exento de los riesgos y complicaciones de cualquier cirugía y de esta operación propiamente dicha. El tiempo quirúrgico es de aproximadamente 2 horas sin necesidad de hospitalización posterior.

Anestesia

Previo estudio preoperatorio, en Clínica Serres se suele utilizar anestesia local bajo sedación profunda, aunque también se puede utilizar anestesia general.

Recuperación

Los primeros días puede sentirse dolorida y con molestias, que generalmente responden a los analgésicos habituales. Los drenajes se retiran aproximadamente en 48 horas y el vendaje se reemplaza posteriormente por un sujetador deportivo que debe usarse durante varias semanas. La mayoría de las pacientes pueden realizar sus tareas habituales al cabo de unos cinco días y practicar deporte al cabo de un mes. En algunos casos, la sensibilidad de la areola puede alterarse al principio del post-operatorio, pero suele volver a la normalidad al cabo de algún tiempo. La lactancia, generalmente, no es un problema después de una operación de aumento de pecho o aumento de mamas.

Aumento de mamas
Pide tu cita Online
ASESORAMIENTO GRATUITO

He leído y acepto la Política de Protección de Datos